Tradicionalmente la estructura de comisiones en los fondos de inversión es asimétrica y favorable para el gestor.

En el caso que el fondo gane, el gestor tiene un potencial de ganancia ilimitado mientras que por el lado negativo, si el fondo pierde tiene un riesgo muy limitado (que incluso puede ser positivo). Eso puede empujar a algunos gestores a tomar más riesgo del que sería preciso para los intereses de sus inversores.

Las fulcrum fees permiten que las comisiones varíen en función de la evolución del fondo. De este modo se logra que los intereses de inversores y gestores estén alineados. En el siguiente enlace Saturna Capital explica muy fácilmente el funcionamiento de este tipo de comisiones.

Pese a no ser una práctica común en el sector, sí que está siendo una práctica que poco a poco se está haciendo su espacio, especialmente en Estados Unidos.

Este artículo del Financial Times sobre una casa de ETFs es bastante completo en su explicación.

Adjunto también un documento pdf del bufete de abogados Dechert en relación a las fulcrum fees, que es de gran interés.

Espero que os sea de utilidad.

Advertisements