Importantes planes de pensiones ingleses amenazan con rechazar las propuestas de remuneración a directivos en las próxima sesión de juntas de accionistas. Según publica el Financial Times, PSLA (Pensions and Lifetime Savings Association) que representa a 1300 planes de pensiones, ha comunicado que va a endurecer su guías de voto en relación a las remuneraciones de los directivos.

En el caso del Reino Unido es especialmente relevante el incremento que han experimentado estas remuneraciones. Según publica el artículo, el incremento ha sido del 81% en términos reales en el periodo comprendido entre el 2003 y el 2014, muy por encima de países como Alemania o Estados Unidos. El estudio se ha hecho teniendo en cuenta las 350 compañías inglesas más grandes en función de su capitalización.

Durante la temporada de juntas del año 2016, empresas como la petrolera BP, la minera AngloAmerican o la gestora Schroders experimentaron lo que se dio a conocer entre la prensa británica como la rebelión de los accionistas. Y no fue el primer caso, ya en el 2012 varias de las principales empresas británicas sufrieron fuertes rechazos en las propuestas de remuneración a directivos en lo que se bautizó en aquel momento como el “shareholder spring”. El caso de BP en 2016 fue especialmente notorio, puesto que el 59.29% de los accionistas votaron en contra de la sazonada propuesta de compensación para sus directivos en un año en el que la compañía reportaba pérdidas históricas de 6,5 mil millones de dólares, principalmente como consecuencia de la caída de los precios del crudo y las multas por el accidente de la plataforma Deepwater Horizon en 2011.

 

Advertisements